Inicio / Opinión / Solo quien es dueño de sí mismo es capaz de donarse a los demás

Solo quien es dueño de sí mismo es capaz de donarse a los demás

Solo el hombre virtuoso es capaz de donarse libremente en el amor y ser feliz. El esclavo de sus pasiones se condena a la infelicidad.

Los jóvenes de hoy estamos tan acostumbrados a ver matrimonios destruidos que casi pasa como algo normal. Lo verdaderamente triste es constatar que muy pocos somos los que nos cuestionamos por las causas de esa terrible situación, de hecho, somos menos aún los que deseamos casarnos y vivir, si Dios lo permite, un matrimonio largo, con hijos, nietos o bisnietos, hasta que la muerte rompa el vínculo sagrado. Si somos pocos los que nos ilusionamos con esto, menos aún son los que se cuestionan sobre los problemas que atentan contra esta noble y santa aspiración.

Imagen relacionada

¿Por qué algunos jóvenes se mantienen firmes en sus principios morales mientras otros se dejan llevar por las malas costumbres? esto es algo que vemos incluso entre católicos a los que podríamos llamar de buena familia. Una de las causas más resaltantes, si no la más importante, es la falta de atención que se le da a la formación de la voluntad. Con tantos placeres que ofrece la sociedad es difícil o casi imposible que el joven aprenda de esta la austeridad, pero más perjudicial que esto es aquella destructiva consigna que algunos padres de familia sostienen para con sus hijos: darles aquello que ellos nunca tuvieron. Esto se traduce en atosigar a los hijos desde que son bebés con regalos, juguetes de todo tipo, videojuegos y todos los placeres que estén al alcance del bolsillo.

Imagen relacionada

Tanto los placeres que pueda ofrecer la sociedad como los regalos que puedan conseguir los papás no son malos en si mismos, pero se vuelven tremendamente perjudiciales cuando al hijo no se le enseña el valor de la disciplina, el sentido del sufrimiento, el desapego de las cosas materiales, en síntesis, cuando no se le enseña a ser virtuoso, es decir, dueño de si mismo. Así luego crecen y se convierten en aquellas personas que cuando tienen que hacer dieta la rompen, cuando tienen que tender su cama no la tienden, cuando tienen que llegar temprano no lo hacen, cuando tienen que hacer actividades que demandan esfuerzo y sacrificio abandonan sin más.

Resultado de imagen para voltea a ver a las mujeres
Un hombre dueño de si mismo no dejaría que le gane la vista.

Hablando ya del amor, se sabe que en sentido amplio siempre es una entrega, una donación interpersonal. Lógicamente esa entrega demanda sacrificio, uno de los más grandes sacrificios ¿Cómo vamos a esperar buenos matrimonios de esos que fueron niños engreídos y mimados, que lejos de haber desarrollado el dominio de su razón sobre sus pasiones, han acrecentado un apetito casi insaciable por todo lo placentero? de allí tanto matrimonio roto y tanto niño que vive con el corazón dividido entre las peleas judiciales que se dan entre el papá y la mamá.

Resultado de imagen para niños llenos de regalos con papás divorciados

En conclusión podemos decir que el que no se entrena en la virtud jamás podrá cumplir bien con nada. Si se aspira a tener un buen matrimonio hay que entrenarse muy duro en la virtud. Esa será la mejor herencia para los hijos.

Resultado de imagen para pareja de ancianos enamorados

¡Clic aquí para solicitar nuestros artículos por WhatsApp! ☟

Sandra Díaz

Joven católica militante de la asociación Traditio Invicta, recibió formación jurídica en la Universidad Católica Sedes Sapientiae. Actualmente divide su tiempo entre actividades de apostolado, como community manager del Área de Comunicaciones de Traditio Invicta y el desarrollo de iniciativas empresariales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *